miércoles, 16 de diciembre de 2015

¿Confías en ti mismo?

 

Yo ya no sé en quien o en que confiar, ni si quiera en mi propia sombra, no desde esa noche, que cambió mi vida por completo.

Eran las 8:56 PM. lo recuerdo perfectamente, fue un día jueves, tenía 14 años, estaba aburrido, mas que nunca, seguramente también te ha pasado eso, estar tan aburrido/a que incluso harías algo peligroso, como arriesgar tu vida, pero claro, no del modo de ponerse en medio de la calle, no, si no, del modo en el que jugarías hasta lo más prohibido y peligroso, como el “Bloody Mary”, pero claro, “Eso es solo una leyenda y ya que no tengo nada que hacer, lo intentaré”, tal vez hayas dicho algo parecido, tal vez me equivoque, pero espero que lo pienses 2 veces antes de que cometas el mismo error que yo.
Recordé que en el ático de mi casa teníamos una Ouija, yo era ateo, así que me dije “¿Por qué no? no tengo nada que perder”; por lo que me dirigí a mi habitación y coloqué el tablero en mi cama y comencé a “jugar”.

-“¿Hay alguien o algo presente junto a mi?”- Fue lo primero que dije y pensé. Nadie me respondió por lo que pregunté de nuevo.

-“¿Estás aquí?”- Y nadie respondió, me sentí como un idiota, por lo que deje el tablero y me fui a la cocina por algo de comer; cuando iba de regreso a mi cuarto algo se cayó, fue una fotografía mía, me asusté y corrí a mi habitación lo más rápido posible y me encerré, apague todo, me acosté y sentía algo moviéndose, encendí las luces y era el tablero, estaba escribiendo -“Estoy contigo”-, me asusté, y recuerdo que veía borroso y solo pude ver una sombra, alta y gruesa y me desmayé o eso me dijeron cuando desperté en el hospital.
Cuando volví a mi casa me conecté a Internet y entré a un chat, no creí que alguien me hablara ya que no tengo muchos amigos, pero me equivoque, alguien me hablo, parecía un chico por su nickname, lo que me dijo me extrañó mucho, ya que ni siquiera me dijo “Hola”

Br4M05 -“¿En quién confías?”-
David59 -“¿A qué te refieres?”-
Br4M05 -“¿En quién confías?”-

Esa pregunta me hizo recordar que yo no tenía amigos o un mejor amigo, siempre estaba solo en casa por lo que no le tenía que confiar a alguien mis secretos o cosas, así me di cuenta que solo me tenía a mi.

David59 -“En mi, no tengo amigos”-
Br4M05 -“¿Estás seguro?”-

“-Br4M05 se ha desconectado-“

Si, estaba seguro de mi respuesta, solo hasta después de ese día. Me levanté para ir al baño, me lavé las manos y me vi en el espejo que tenía algo en el ojo, me acerqué para ver que era pero cuando me di cuenta que no era yo quién estaba en el reflejo, era una cara macabra con una sonrisa escalofriante, que me decía -“¿ESTÁS SEGURO?”-, salí inmediatamente del baño y corrí a mi cuarto, me quedé en mi cama tratando de calmarme y cuando reaccioné vi una persona delante mio, no, eso no era una persona, era una sombra negra, era mi sombra,me estaba rodeando y repitiendo unas palabras que no lograba reconocer, estaba tan asustado que comencé a gritarle que se fuera, pero luego cambió, no era una sombra eran muchas y eran figuras, réplicas de mi familia y mis conocidos, todos sin ojos, sonriendo macabramente mientras escupían sangre sobre mi, ya no sabía si era real o un sueño, cerré los ojos con fuerza y me tapé los oídos y…desperté.

Desperté en mi cuarto, eran las 3:07 AM, el tablero estaba en mis manos, me calmé, solo unos segundos hasta que la puerta de mi cuarto se abrió, me cansé, tomé el tablero para llevarlo nuevamente al ático, pero cuando lo coloqué sin entrar al ático algo me rasguñó la mano eran garras negras y largas, estaba muy oscuro para saber que era, así que cerré el ático y fui a buscar a mi padre, raramente no había nadie en casa, me senté en el sillón, esperando, no sé que esperaba, ¿La muerte quizá? ¿ A mis padres?, estaba perdido no sabía que hacer, pero si sabia algo, no estaba solo, había alguien junto a mi, no alguien, algo, me susurraba al oído, ni siquiera hablaba, balbuceaba quién sabe qué cosas, tenía miedo de su cara ya que era igual que la mía, pero no era yo, ¿o si? ¿era mi yo malvado? ¿estaba volviéndome loco?, no, ese no era yo, no tenía ojos y sonreía, como en la pesadilla todo a mi al rededor había cambiado, le pregunté -“¡¿Qué eres y que quieres?!”- y me respondió -“No puedes escapar de ti mismo”- y me sonrió. Ahora tengo 20 años y todo lo que veo es diferente, es horrible, desearía no haber “jugado” esa noche, ahora esa cosa está conmigo, esa cosa soy yo, y desde entonces, en esta pequeña habitación blanca veo sombras, figuras de personas que gritan, lloran y se arrepienten, no me atrevo a preguntarles de que y por qué, solo les pido que paren y me dejen en paz, pero no puedes escapar de ti mismo ¿cierto?
 sombra

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...