sábado, 19 de noviembre de 2016

Suspenden experimento para resucitar a los muertos

 

El Consejo de Investigación Médica de la India suspende el proyecto ReAnima que pretendía devolver a la vida a pacientes afectados de muerte cerebral.
 
En mayo de 2016, un cirujano ortopédico del Hospital Anupam, situado en el norte del  Estado de Uttarakhand, anunció que podía devolver parcialmente la vida a unas 20 personas afectadas de muerte cerebral, es decir, aquellas cuyo cerebro está clínicamente muerto, que no registra ninguna actividad y son mantenidos con soporte vital.
Para lograrlo, el Himanshu Bansal que es el polémico cirujano se valdría de métodos como inyecciones de células madre mesenquimales ( es decir que pueden producir más de un tipo de célula especializada del organismo) y péptidos, así como de estimulación con láser transcraneal y del nervio mediano, que se extiende desde el cuello hasta el brazo.

 Bansal intentaría de este modo conducir a estas personas con muerte cerebral a un "estado de conciencia mínima" en la que los pacientes muestran destellos de conciencia, como la capacidad para seguir objetos con los ojos.

Una empresa estadounidense de biotecnología con sede en Filadelfia, Bioquark, había acordado suministrarle los péptidos que ayudarían a regenerar las células cerebrales.
El proyecto  de Basal –que recibió el nombre de ReAnima- es que, con este tratamiento podría “reactivar” el cerebro, como pasa en algunos anfibios como las salamandras que son capaces de regenerar una porción del cerebro incluso después de haber sufrido un trauma grave.
Los pacientes serían buscados entre familias con alguna persona afectada de muerte cerebral y que, por creencias religiosas o inconvenientes médicos, no fueran a donar sus órganos.
Pero, según informa la revista  Science, el pasado 11 de noviembre el Instituto Nacional de Estadística Médica de la India retiró del registro nacional de ensayos clínicos el proyecto 'ReAnima' porque hay pocas evidencias de que las personas afectadas de muerte cerebral puedan recuperar dicha función. Varios expertos esgrimen que los casos documentados pueden haber sido malinterpretados, al carecer de evidencias claras de muerte cerebral real, como la de apnea.
Bansal se defiende asegurando que literatura médica describe un número significativo de casos de personas que han recuperado su plena conciencia tras encontrarse en un estado de conciencia mínima pero no entra a valorar lo que muchos científicos consideran: que el proyecto ReAnima no se sostiene éticamente por la sencila razón de que la mezcla de las intervenciones no ha sido probada en animales, a lo que se une el dolor emocional de los familiares.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...