lunes, 5 de septiembre de 2011

La Leyenda Del Cadejo Un Perro Del Infierno??





La leyenda del Cadejo, un perro del infierno
Esta es una recopilación de las distintas leyendas del cadejo o cadejos como además es llamado en distintas culturas y países:
- Honduras:  La historia del cadejo es que es un perro negro que se aparece a las 12:00a.m.. Si a una persona buena se le aparece el perro negro, le aparece un perro blanco que le defiende. Pero si esta persona es mala, el perro negro la mata.

- El Salvador: La leyenda comenta que tras observar todos los males que aquejaban al pueblo, Dios sentenció hacer una figura que atemorizara al humano pero con el fin de protegerle. De allí surgió un ser con morfología de perro, con los ojos rojos y de color blanco como las nubes que se encargaría de protegerle. El demonio, enojado por la acción del padre, formó una copia idéntica pero de color negro, que genera pavor en aquel que le observa. Existen por tanto dos cadejos: el blanco y el negro; el primero representa la bondad y a quien se lo encuentre lo cuida. El negro, por el contrario, de ser molestado atacará a quien lo perturbe. Incluso el cadejo blanco eventualmente defiende a quien resguarda al encontrar el cadejo negro en su camino, trabándose entre los dos una fiera lucha.




- México: En México se presenta además la leyenda de este ser sobrenatural, se presenta generalmente en la región Soconusco, en el estado de Chiapas. Se asemeja definitivamente a un perro negro con abundante pelaje ojos rojos y pezuñas. Para desarrollar amistad con él, es necesario en el momento que uno lo encuentre, caminar cerrado, con los pies juntos, pues esto evitará que el ser se meta en medio y nos lleve con él. Cuando este cerca hay que dar un escupitajo en nuestra palma de la mano, y dársela. Según cuenta esta leyenda, un joven es maldecido por su progenitor a volverse un alma en pena con la figura de un perro negro de gran tamaño y cubierto de cadenas. La misión del Cadejo es advertir a la gente que se da a beber y a enfiestarse que sigan el camino de la virtud, mediante el miedo que causa su aparición en las noches.




- Costa Rica: Otra versión de Costa Rica (donde es conocido como “Cadejos”) comenta que fue en otro tiempo un sacerdote, el cual deformó el sentido religioso de la comunidad en la que era cura párroco. Por ello, Dios lo castigó condenándole a mantenerse cien años en la figura de un animal. Pasados los cien años, el Cadejos se suicidó arrojándose al cráter del volcán Poás. Pero se comenta que no murió y que es él quien genera los estremecimientos del coloso. La leyenda afirma que el Cadejos es un espectro con forma de perro negro cargado de cadenas. Sus ojos refulgen en la noche y su cola es larga y mechuda. Tiene patas de cabra y dientes de jaguar. Se comenta que es eterno aliado del hombre. Cuida a los borrachos al volver a sus casas, y amedrenta a los niños desobedientes.



- Guatemala: Según las leyendas en Guatemala, es un animal fantasmagórico que aparece en suelo guatemalteco. La versión más conocida de este animal es la de forma de un perro de color negro y ojos rojos que pareciera tienen fuego. Se piensa que cuida a aquellos que se embriagan y deambulan por las noches ayudándoles a encontrar el camino a casa o bien durmiendo cerca de ellos para evitar les roben o dañen. Las otras versiones refieren que este ser tiene dualidad, el negro y blanco, este último cuida de mujeres en el mismo estado físico, pero éstos son rivales y no pierden oportunidad de agredirse, aunque se cuenta que se han unido para salvaguardar a sus protegidos de otro espectro como La Llorona, Siguanaba o de algún maleante. Además este personaje tiene su resonancia precolombina maya en un espectro bienhechor guardián de los caminos.


- Nicaragua:  En las noches, a altas horas, cuando generalmente los hombres van de regreso para sus posadas, depuse de visitar a sus mujeres, un perro grande y fuerte, de color blanco, sigue a aquellos a poca distancia, custodiándolos, hasta dejarlos en sus casas. Este perrote es el Cadejo, el amigo del hombre trasnochador; quien se siente garantizado en el momento que se da cuenta que es seguido por dicho animal. Todos los peligros desaparecen: el perro blanco lucha y vence siempre defendiendo al hombre. Hay otro perro que deambula por las noches. Es grande y negro, con un collar blanco en la propia piel. Este es el Cadejo Malo. Es enemigo del trasnochador.



Apenas encuentra a este en su camino, se le abalanza, lo derriba, lo golpea, y lo deja maltrecho y sin sentido; pero no lo muerde. El tunante así agredido queda como insulso y dundo, tartamudo y se muere pronto. De este comentan que “lo jugó el Cadejo”. Además el Cadejo Bueno procede así con los tunantes si estos no quieren dejarse acompañar por aquel y le gritan y lo corren y le tiran piedras. Si yendo el Cadejo Blanco acompañando a un hombre, encuentra al Negro, se traba ente ambos cadejos una sangrienta y encarnizada lucha, hasta que cae vencido el Negro.

Los ojos de los Cadejos brillan muchísimo. “Parecen candelas” según el decir de los indios de Monimbó. El Cadejo no se cansa de caminar. Camina toda la noche hasta el amanecer en que desaparece




Mas Info: http://misterios.azumare.com/la-leyenda-del-cadejo-un-perro-del-infierno#ixzz1X5ucPtLI

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...